Inicio Noticias Vaticano III edición del Maratón Romano

III edición del Maratón Romano

0

III edición del Maratón Romano

Por primera vez, en la tercera edición del maratón  romano  Via Pacis y de la carrera no competitiva Run for Peace, entre los promotores, junto con Roma Capitale y la Federación Italiana de Atletismo (FIDAL), aparece el nombre «Athletica Vaticana». La representante oficial de atletismo de la Santa Sede toma así el lugar del Consejo Pontificio para la Cultura, al que fue encomendada por la Secretaría de Estado y del cual es expresión en el ámbito del deporte a nivel internacional.

«De esta forma, la estructura institucional de la Via Pacis se vuelve más homogénea: junto a Roma Capitale, convocan el evento dos instituciones deportivas “nacionales”, la italiana, FIDAL y la vaticana», explica monseñor Melchor Sánchez de Toca, subsecretario del Pontificio Consejo para la Cultura y presidente de Athletica Vaticana. «Para la Vía Pacis – agrega – la primera asociación deportiva establecida en el Vaticano asume las funciones y tareas llevadas a cabo hasta ahora por el Pontificio Consejo para la Cultura».

En la salida, junto con los corredores “blanco-amarillos” en Via della Conciliazione  -sobre todo en la carrera no competitiva Run for Peace – habrá representantes de la Gendarmería del Vaticano, de la Guardia Pontificia Suiza, del Dispensario vaticano de Santa Marta (donde se presta atención sanitaria a  las familias pobres) y de muchas oficinas de la Santa Sede, comenzando por la Secretaría de Estado. Y no faltarán los jóvenes migrantes que la cooperativa  Auxilium ha acogido en el  Centro «Mondo Migliore» en Rocca di Papa. «Una participación apasionada para  dar testimonio por  las calles de Roma de la apertura concreta al diálogo y la amistad con todos» subraya monseñor Sánchez de Toca.

Con la ocasión de la Via Pacis, Athletica Vaticana relanza su presencia junto a deportistas de todo el mundo, también a través de la espiritualidad, la solidaridad y la cultura. A partir del 1 de enero de 2019, el primer equipo del Vaticano participa oficialmente en los eventos pedestres en virtud del acuerdo bilateral entre la Santa Sede y el Comité Olímpico Italiano (CONI) firmado el 11 de septiembre de 2018 por el cardenal Gianfranco Ravasi, Presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, y por Giovanni Malagò, presidente del CONI.

Athletica Vaticana está afiliada a la FIDAL en virtud del acuerdo Bilateral con el CONI. También lo está  a la Federación Italiana de Deportes Paralímpicos y Experimentales (FISPES), de cara a un acuerdo con el Comité Paralímpico Italiano (CIP), con el que ya se firmó un memorando de entendimiento, el 19 de diciembre de 2018, para relanzar juntos un proyecto de inclusión cultural de personas con discapacidad a través del deporte. De este contexto forman parte  las visitas guiadas a los Museos del Vaticano para atletas invidentes y la formación  de atletas-guías.

El objetivo de Athletica Vaticana no solo es competitivo: quiere relanzar un testimonio cristiano concreto, con iniciativas espirituales, solidarias  y culturales en el mundo del atletismo y del deporte en general. Por eso tienen carnet de «miembros honorarios» dos jóvenes inmigrantes musulmanes y dos niños con discapacidad que reciben apoyo concreto para su inclusión a través del deporte.

La idea de Athletica Vaticana nació, espontáneamente, del encuentro de muchos empleados del Vaticano que corren, especialmente por  la mañana antes de ir a trabajar, a lo largo de las orillas del Tíber en la zona alrededor de San Pedro. A esta «comunidad» de amigos, la Secretaría de Estado  concedió una forma jurídica adecuada y completamente innovadora para dar testimonio cristiano en las calles, literalmente «en salida» como pide el Papa Francisco, entre  las mujeres y los hombres que viven la pasión del deporte.

En total, los atletas que en este momento forman parte de diversas maneras de la Asociación son aproximadamente 70. El más joven tiene 19 años (es un guardia suizo) y el menos joven  62 (es profesor en la Biblioteca Apostólica del Vaticano). En el equipo hay guardias suizos junto con gendarmes, bomberos, obreros, tipógrafos, carpinteros, periodistas, profesores, empleados en varias oficinas técnicas y económicas. Y también dependientes de la Farmacia Vaticana, de los Museos Vaticanos, de las Villas Pontificias, del Osservatore Romano y del Archivo Secreto. Además hay algunos sacerdotes corredores, que trabajan en el campo de la cultura, el ecumenismo, la atención a la familia y el valor de la vida, así como en las parroquias, en la actividad misionera y en la Secretaría de Estado. Hay incluso un obispo.

Particularmente significativa es la presencia femenina (también hay una monja). Por otra parte, la carrera, es un deporte donde las  mujeres son cada vez más protagonistas.

Están representadas dieciocho nacionalidades, un dato que confirma la universalidad de la Santa Sede.

Además de en las calles y las pistas, Athletica Vaticana es protagonista  en muchas iniciativas solidarias, promovidas junto con la Limosnería Apostólica  y el Dispensario vaticano de Santa Marta, siempre en nombre del Papa Francisco. También es significativo el hermanamiento ecuménico con el equipo alemán de Wittemberg, la ciudad de Lutero: en mayo, treinta atletas del Vaticano viajaron a Alemania para sellar este significativo abrazo deportivo.

Otro proyecto de Athletica Vaticana es crear una red de «Misas del Maratonista», celebradas la noche anterior a los grandes maratones internacionales. Roma, Florencia y Valencia ya son  eventos consolidados, en hermanamiento con la celebración histórica en la catedral de San Patricio en Nueva York y con Viena. Precisamente para esas ocasiones Athletica Vaticana compuso  la «Oración del Maratonista», traduciéndola a 37 idiomas y poniéndola así al alcance de todos. Las estampitas  con el texto de la «Oración» se distribuyen con motivo de las competiciones. Los «corredores de maratón del Papa» están a punto de llevar este testimonio a muchos eventos internacionales, comenzando con Berlín y Valencia. Y luego en 2020 a Londres, Cracovia, Jerusalén y Nueva York.

Con un estilo abierto e inclusivo, Athletica Vaticana quiere estar concretamente junto a los deportistas. Apuntando, con pequeños pasos, a algunos acontecimientos internacionales, según la vocación universal natural de la Santa Sede. Se avanza así en el proceso para formar parte de las instituciones deportivas internacionales. Mientras tanto, en mayo, la representación vaticana fue invitada a Montenegro para los Juegos de los Pequeños Estados Europeos (en los que participan los Estados con menos de un millón de habitantes). Y en junio de 2020, en la República de San Marino, Athletica Vaticana bajará a la pista durante el Campeonato Europeo de los Pequeños Estados.

En fin, otro objetivo importante sigue siendo la participación en los Juegos del Mediterráneo (en 2021 en Orán, en Argelia y luego en 2026 en Taranto): una cita internacional ideal para dar testimonio de paz. A raíz del gesto simbólico que abrió, en febrero de 2018, los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang: la entrega de la camiseta de Athletica Vaticana a los representantes del deporte mundial y, llevando el mensaje de paz y reconciliación del Papa Francisco, a los representantes de las dos Coreas.

Para información y contactos: 339/1651956

Correo electrónico: segreteria@athletica.va / info@athletica.va

Athletica Vaticana en Facebook e Instagram

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí