II Seminario Científico ‘Ética, Bioética y Derecho Sanitario’

II Seminario Científico ‘Ética, Bioética y Derecho Sanitario’

75
0
COMPARTIR

II Seminario Científico ‘Ética, Bioética y Derecho Sanitario’

“Debe existir una ética de valores compartidos, tanto desde el área médica como desde el área jurídica”

Ha asegurado Juan Martínez Moya, vocal del Consejo General del Poder Judicial  y ex presidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM)

Murcia, 09/01/2016

La defensa de la dignidad de la persona o la situación del marco jurídico en relación a la defensa de la vida son algunos de los temas más destacados que se han tratado a lo largo del seminario científico ‘Ética, Bioética y Derecho Sanitario’ organizado por la UCAM. La jornada, que comenzó ayer viernes, se ha clausurado la mañana de hoy con la intervención del vocal del Consejo General del Poder Judicial  y ex presidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM), Juan Martínez Moya.

Ciencia-Derecho

El vocal del Consejo General del Poder Judicial  y ex presidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM), ha destacado que aspectos como la atención sanitaria y la jurisprudencia  están íntimamente unidos. “La ciencia médica y la respuesta que se puede dar desde el derecho hay espacios en común, y debe existir un punto de coordinación. Debe existir una ética de valores compartidos, tanto desde el área médica como desde el área jurídica, y para eso es bueno reflexionar sobre la necesidad de que existan observatorios”, ha señalado. Sobre la implicación del derecho en el ámbito sanitario Juan Martínez Moya ha destacado que este puede aportar luz a determinadas situaciones, permitiendo al facultativo “saber a qué atenerse para que su actuar sea seguro. Es decir, que esté de acuerdo con el derecho y también con la ética”.

Durante su intervención, el vocal del Consejo General del Poder Judicial ha explicado la situación actual en Holanda a cerca de las iniciativas legislativas donde se permite unos ciertos cuidados paliativos en las personas que llegan a una situación de demencia, y quién tiene al final la capacidad de decidir. En estos casos, apunta Juan Martínez Moya el deber siempre tiene que estar en el facultativo, “es decir, cuando se rompe la comunicación entre el paciente, por imposibilidad de manifestar un consentimiento, la clave está en que la respuesta siempre debe de estar en manos del profesional sanitario. Ahora bien, ese profesional sanitario debe contar con los suficientes códigos de conducta, de ética que en este aspecto, los centros consultivos, como son los comités éticos puedan garantizarle, para actuar de forma segura, y sobre todo, de acuerdo con su ética y su objeción de conciencia”.

En el acto también ha participado el jefe de Sección del Servicio de Oncología del Hospital Virgen de la Arrixaca quien aseguró que en la medicina actual se habla de una relación triangular entre el paciente, los familiares de éste y el médico, “es más, a veces hay que dar incluso más información a la familia que al propio paciente”. Además, Valverde Iniesta añadió que “el médico y la enfermera deben ser expertos emocionales y no solo el psicólogo”. “La carrera de Medicina debería incluir una asignatura de comunicación para aprender habilidades prácticas para ir desarrollándolas en el trato con los pacientes y sus familias”, fue otras de las ideas expuso.

En el evento han participado representantes de los comités de bioética de los hospitales Virgen de La Arrixaca de Murcia y Santa Lucía de Cartagena. Estudiantes de diferentes titulaciones de la Universidad Católica han asistido a este seminario en el que según declaran los organizadores “tiene como uno de sus objetivos principales potenciar entre los alumnos la capacidad de análisis y reflexión en esta área de la bioética”.

DEJA UNA RESPUESTA

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.