Hallan muerta a la recepcionista de la casa del Papa Francisco

Hallan muerta a la recepcionista de la casa del Papa Francisco

791
0
COMPARTIR

Hallan muerta a la recepcionista de la casa del Papa Francisco

Miriam Wuolou estaba embarazada de 7 meses. La policía tiene abiertas varias líneas de investigación, incluida el asesinato. La encontraron en su casa.

El Papa está “muy impresionado” con la noticia, conocía a la joven personalmente, ya que trabaja en Santa Marta, donde él reside.

Miriam Wuolou, recepcionista de Casa Santa Marta, la residencia del Papa Francisco, fue encontrada muerta el pasado viernes en su domicilio, aunque la noticia ha trascendido este martes. La mujer, de 34 años y originaria de Eritrea, estaba de baja por diabetes y se encontraba embarazada de siete meses. El juez, a petición del Vaticano, ha ordenado una autopsia para determinar las causas de la muerte de la mujer. También una prueba de ADN de los restos del feto.

Según distintas informaciones, el Papa Francisco se encuentra “muy impresionado” por la muerte de la joven, a la que conocía personalmente, y ha solicitado que se esclarezcan hasta el último detalle las causas de su fallecimiento. Se da la circunstancia de que cuando la Policía encontró el cadáver -después de una llamada del hermano de Miriam, que no contestaba al teléfono desde hacía días-, éste se hallaba en estado de descomposición. Las líneas de investigación de momento cubren todas las hipótesis, desde violencia de género a un golpe en la línea de flotación del Papado, pasando por la muerte natural.

De acuerdo con la investigación, la trabajadora de la Santa Sede tuvo que seguir un tratamiento estricto a base de insulina, y el embarazo pudo haber agravado la enfermedad, provocándole una muerte repentina. De hecho, la investigación no ha encontrado signos evidentes de violencia. Pero la tardanza en dar aviso de su desaparición, y que nadie estuviera cerca de una mujer embarazada y enferma, despista a la Policía italiana, que está actuando sin descartar la investigación por asesinato.

Tal y como apunta Il Messagero, Miriam estaba casada desde 2014, pero al parecer no convivía con su marido. Durante la autopsia, y a petición del Vaticano, también se han tomado muestras del feto para comprobar si su ADN coincide o no con el del marido de Miriam.

DEJA UNA RESPUESTA

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.